Archivo de la etiqueta: sexo homosexual

A lo mejor te interesa ser gay

ser-gay

¿Harto de llevar meses e incluso años sin tener sexo?, ¿cansado de que tus amigos follen todos los fines de semana y tú te pases las horas muertas encerrado en tu habitación haciéndote pajas hasta el hastío?, ¿crees que las chicas no se fijan en ti o que eres feo y por eso no ligas nada?… pues no te preocupes amigo porque como tu hay muchos, pero, ¿te has planteado alguna vez que al o mejor te interesa ser gay?.

Tomaos este post con humor porque realmente mis reflexiones son un poco locas, pero a veces no voy tan desencaminado y en mi caso descubrí que había estado toda la vida equivocado respecto a mi forma de ver o vivir mi sexualidad y todo gracias a que descubrí las grandes posibilidades que te ofrece el porno gay y lo feliz que fui a raíz de tener mis primeras relaciones sexuales con hombres.

Todo empezó cuando un día estaba en mi habitación saturado ya de tantos coños y tantas tetas, cuando eres un pajillero siempre quieres ir a más y llegó un momento en el que ya ni las tías más buenas me ponían cachondo, por lo que decidí teclear en el buscador las mágicas palabras “videos gays” y curiosear un poco al respecto, de verdad que en ese momento me producían bastante rechazo y me resultaba desagradable ver tan solo a dos hombres besándose, pero mi curiosidad y mi hastío me llevó a pulsar la tecla “enter”.

En ese mismo instante algo cambió en mi cabeza y se activó un chip que me hizo ver con otros ojos la homosexualidad, de repente aquello que tanto me desagradaba pasó a ser mi fuente de inspiración en mis ratos de soledad y quería cada vez más y más, era incluso más adictivo que el sexo heterosexual y ya es decir.

Durante las primeras semanas consumía cualquier temática siempre y cuando fuera gay y los maduritos me volvían locos, también los hombres con barbita y por supuesto los jovencitos de 20 años con esas pollas grandes que rompía los culos como si fuesen de mantequilla. Estoy hablando de esto y se me hace la boca agua amigos, no quiero convenceros en absoluto de que es lo mejor del mundo, pero al menos alguna vez tenéis que probar a masturbar a un tío y si sois un poco más atrevidos a hacerle una mamada, después de esto sois libres de hacer lo que queráis pero desde ya os digo que repetiréis cien por cien seguro.

Pues bien, con el tiempo fui perfilando mis gustos y me decanté por el porno gay amateur, me encantaba ver a hombres que podrían ser mi vecino, mi compañero de trabajo o mi mejor amigo cabalgando pollas profundamente y tragándose litros y litros de semen, sentía que yo podía ser uno de ellos y eso fue lo que me llevó a ir a un local frecuentado por homosexuales muy cerca de donde vivo.

Estaba muy nervioso porque sabía que los gays eran muy promiscuos y eso me aseguraría poder tener sexo casi siempre que me apeteciera, por lo que le eché valor y entré con paso firme y decidido (y con el culo bien lavado y depilado).

Estaba lleno de tíos de todas las edades y la verdad es que la mayoría estaban buenísimos, pero fui directo a la barra y pedí una cerveza. Al minuto ya tenía bailando alrededor de mi a 3 o 4 chicos que me miraban sonrientes, el corazón se me iba a salir del pecho y de repente uno me dijo directamente: ¿te vienes al reservado guapo?, te espero allí… Ni lo pensé, me bebí la cerveza de un trago y fui tras él.

Notaba como mi ano palpitaba y menos mal que defequé antes de salir de casa porque de lo contrario me lo hubiera hecho encima. Cuando entré en ese cuarto oscuro el tipo me preguntó si prefería ser activo o pasivo y le dije que me daba igual, entonces me agarró y me lanzó al sofá con fuera, me bajó los pantalones, los calzoncillos y sin vaselina y a pelo me metió toda la polla por el culo hasta el fondo.

No lo voy a negar amigos, me dolió y mucho, pero el dolor cesó en menos de un minuto porque aquel tipo sabía muy bien como follarse a un tío, después noté un placer inmenso y mientras aquel desconocido me follaba sin parar noté que empezaba a correrme sin tocarme en absoluto la polla, simplemente con el masaje prostático de su rabo en mi ano eyaculé y no imagináis de qué manera.

Después de esto no hay día que no tenga sexo con tíos y os puedo asegurar que no lo cambio por nada del mundo, por lo que retomo la pregunta de este post porque a lo mejor necesitáis un cambio de este tipo en vuestras vidas…